Make your own free website on Tripod.com

INFLUENCIA DE LA GLOBALIZACION ECONOMICA SOBRE LA MODERNIZACION DE LA ADMINISTRACION PUBLICA DE CUALQUIER PAIS O EN EL CASO ESPECIFICO DE VENEZUELA

Por Lic. Hubel Pérez y otros.

La globalización es el desarrollo natural del capitalismo, es la integración de los mercados a escala nacional, regional y mundial guiada por valores de libre comercio, competitividad, expansión y beneficio.

La globalización puede beneficiar a los paises en vías de desarrollo solo si el sistema del libre mercado constituye mas a satisfacer sus necesidades sociales. La globalización ha favorecido a los paises cuya economía necesita expandirse. Ha sido positiva para generar ganancias rápidas a los inversionistas, pero igualmente ha creado un contexto altamente vulnerable y volátil, incapaz su asegurar su permanencia.

Nuestros países necesitan construir y reparar daños estructurales que mantienen desde hace mucho tiempo que no se cambiaran por un nuevo modelo económico. Mientras no se atiendan las necesidades básicas de educación y salud, no tendremos base de sustentación para ninguna propuesta de desarrollo integral en los paises del tercer mundo. El principal esfuerzo de inversión debe hacerse en la mejoría de las capacidades productivas de la gente, lo cual abarca desde el sistema educativo formal hasta la salud, el esparcimiento y la cultura.

Necesitamos, un liderazgo gerencial que integre los conocimientos mas avanzados de la administración y producción, con la atención cuidadosa de la vida cotidiana de los trabajadores.

Necesitamos iniciativas organizacionales que creen un contexto social y cultural donde los trabajadores puedan desarrollarse como personas y mejorar la calidad de sus vidas.

Necesitamos constancia y paciencia para curar los daños estructurales creados por años de pobreza, enfermedad y corrupción.

Necesitamos gerentes maestros, gerentes comprometidos, gerentes servidores que modelen los valores de cooperación y solidaridad. Necesitamos crear contextos de participación y aprendizaje permanente.

Necesitamos ubicar historia y culturalmente las demandas de la globalización y convertirlas en oportunidades para mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos.

En la actualidad, el sistema opera continuamente y vincula todas las plazas del planeta. Este plano virtual de la globalización penetra en todas partes y promueve la visión de una aldea global.

La globalización en el plano real incluye la internacionalización de múltiples procesos productivos en el seno de empresas que operan a escala planetaria e importantes corrientes migratorias.

La globalización financiera, por su parte, condiciona el manejo de las políticas de Estados y su capacidad regulatoria del proceso económico, genera o destruye efectos de riqueza que estimulan o deprimen el gasto, perturba las paridades y los equilibrios macroeconámicos e influyen en los niveles de producción y en el empleo.

Los países carecen de posibilidad alguna de desarrollar estrategias viables que contradigan las expectativas de los operadores globales. La globalización dista de ser total porque subsisten restricciones importantes a los movimientos de bienes y servicios y factores de la producción. En realidad, la globalización es selectiva y la selección se refleja en los marcos reguladores del orden mundial establecidos por la influencia decisiva de los países céntricos.

América Latina revela una persistente incapacidad de proporcionar respuestas eficaces al dilema del desarrollo en el mundo global.

En el curso de la presente década hemos observado el crecimiento de los esquemas de integración en el hemisferio que han sido asumidos como instrumentos de inserción de nuestros países en el nuevo orden económico mundial. En la década de los ochenta, ocurrió en Venezuela un proceso de transformación en su

política económica fundamentada anteriormente en el proteccionismo y la sustitución de importaciones producto de la economía paternalista con subsidios directos, que culminó con en el fuerte endeudamiento externo que hoy presenta la nación.

Los medios presentados como solución a la crisis económica propugnaron la aplicación de una política de ajustes y de reformas estructurales a la economía venezolana, fundamentada ahora en la liberación comercial y la apertura económica. Estos procesos llevados a cabo por las actuales políticas ímplementadas, han generado un gran cambio hacia la comercialización global y de apertura a los mercados extranjeros de economías fuertes con una incursión de empresas transnacionales mediante la amplitud del comercio, libre de barreras proteccionistas. El objetivo de la globalización ya no es la penetración del mercado vecino sino el comercio mundial. Hoy día, la economía mundial se está organizando alrededor de grandes bloques comerciales.

Las políticas económicas y los cambios estructurales implementados por los distintos gobiernos en el país, abriendo su geografía a los mercados internacionales, son para adecuarse a esta realidad a fin de asegurar su espacio en el mundo actual, imponiendo en nuestro territorio la tendencia hacia la globalización.

Tal cambio de parámetros de la política económica, hace indispensable la necesaria adecuación de la administración pública a los nuevos tiempos.

En el ámbito tributario, con frecuencia, el inversor, planifica el lugar tributario más óptimo para realizar negocios a fin de obtener la mayor tasa de rentabilidad efectiva. En este supuesto, aparece el desvío de inversiones hacia los países más blandos tributariamente que, unido a un sabio aprovechamiento de los convenios internacionales, concurren a formalizar una planificación fiscal que tiene por objeto producir un ahorro de impuestos.

Todo este mecanismo ejercitado por el sector privado para obtener un rendimiento fiscal más favorable en sus negocios, ha generado que los Estados intenten cada día, con más intensidad, el dictado de normas que limiten la planificación fiscal y pongan un límite a la evasión de impuesto, como también ampliar el ámbito de su jurisdicción tributaria bajo sofisticadas definiciones.

La Administración Tributaria tiene como deber inexcusable capacitar a sus cuerpos de inspección acorde a todos los presupuestos que conforman un buen análisis del alcance operativo del criterio de la Renta Mundial, dicha capacitación exige que se instruya a los inspectores de los criterios rectores del derecho tributario internacional.

Con la actual reforma de la Ley del Impuesto Sobre la Renta en 1999, Venezuela pasa del principio territorial a un sistema de tributación basado en la renta mundial.

Según el sistema adoptado toda persona natural o jurídica, residente o domiciliada en el país, pagará impuestos sobre sus rentas de cualquier origen, sea que la causa o la fuente de ingresos esté situada dentro del país o fuera de él criterio de domicilio y residencia. Las personas naturales o jurídicas no residentes o domiciliadas en el país estarán sujetas al impuesto establecida en esta ley siempre que la fuente o la causa de sus enriquecimientos esté u ocurra dentro del país, aun cuando no tengan establecimiento permanente o base fija en Venezuela criterio de la fuente o del territorio. Las personas naturales y jurídicas domiciliadas o residenciadas en el extranjero que tengan un establecimiento permanente o base fija en el país, tributarán exclusivamente por los ingresos de fuente nacional o extranjera atribuibles a dicho establecimiento permanente o base fija criterio de establecimiento permanente.

Conjuntamente con el sistema de tributación basado en la renta mundial reconoce los créditos por impuesto pagado en el extranjero en virtud del principio de la fuente, por lo que el artículo 2 de la ley dispone: " Toda persona natural o jurídica, residente o domiciliada en Venezuela, así como las personas naturales o jurídicas domiciliadas o residenciadas en el extranjero que tengan un establecimiento permanente o una base fija en el país, podrán acreditar contra el impuesto que conforme a esta ley le corresponda pagar, el impuesto sobre la renta que hayan pagado en el extranjero por los enriquecimientos de fuente extraterritorial por los cuales estén obligados al pago de impuesto en los términos de esta ley".

La Modernización de las aduanas en Venezuela.

Las razones de la modernización de las aduanas en Venezuela, es un conjunto de todo; es decir, está enmarcada por la existencia de una elevada evasión fiscal, el contrabando, deficiencia de recurso humano, proliferación de avanzada tecnología y nuevos convenios entre otros. Cuando se habla de un proceso de modernización, este concepto va más allá de lo que en realidad significa la palabra modernización.

Al hablar de modernización, hablamos de modernizar, reestructurar y reformar. Estos tres términos, en su conjunto, son las actividades a las cuales se tiene que abocar cualquier proyecto de modernización.

Dentro de las directrices de la Organización Mundial de Aduanas (a.M.A.), está el énfasis que esta organización viene

haciendo, en el hecho de que hay que ir a una modernidad de las estructuras, y que la nueva forma de ver las aduanas debe ser distinta a la forma tradicional.

Anteriormente las aduanas sólo estaban orientadas al aspecto recaudador; Pero, hoy en día, las aduanas son algo más que un ente recaudador de impuestos. No es nada más que recaudar y con eso se tiene resuelto el problema, como tal.

Los problemas ha escala internacional son cada vez más complejo. Si bien es cierto, que el contrabando llegaba a las costas y todo se llevaba a tierra firme, ahora el asunto no es así. En estos tiempos, el problema va desde la piratería (marcas, patente, propiedad intelectual, etc.), hasta el contrabando de equipos electrónicos miniaturizados; así como todo lo que tiene que ver con dumping; esto nos indica, que nos encontramos en un mundo cada vez más complejo, razones por las cuales se van creando otras organizaciones, tales como: ONC, OMA,ALCA. Esta ultima, considera nivel de tratados, convenios para la interpretación de la legislación, mediante conformación de bloques.

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL DE ARTICULOS