Make your own free website on Tripod.com

==================================

UN ESTILO DE ADIESTRAMIENTO

GERENCIAL

Por MARIA V. DE BECERRA (*)

==================================

I. INTRODUCCION

La capacitación gerencial es un aspecto de significativa importancia dentro de las organizaciones privadas y públicas, tanto en los países desarrollados como en los menos o poco desarrollados, e incluso, puede hipotetizarse, que es más importante para estos últimos. Así, tanto los empleadores privados como los públicos, desean encontrar, para los diversos niveles organizacionales, gerentes suficientemente capacitados, con el objetivo de lograr de ellos, el mejor desempeño y productividad gerencial, para que se traduzca en mayor éxito para la organización y para la sociedad como un todo. Sin embargo, si estos gerentes no pueden conseguirse, en el mercado de trabajo o por promoción interna, con la suficiente, adecuada y deseada capacitación, entonces se opta por adiestrar o capacitar a los que han sido seleccionados pero que se sabe, con cono- cimiento de causa, que actualmente no reúnen los requisitos requeridos.

Ahora bien, esta capacitación puede realizarse al nivel de jerarquía y/o de mercado, es decir por parte de la propia organización, dentro o fuera de élla, o contratando organizaciones de adiestramiento y capacitación existentes en el mercado, las cuales se dedican, con diversos grados de éxito, a satisfacer esta necesidad sentida en el ámbito gerencial.

De acuerdo con lo anterior, dentro de estas últimas organizaciones se encuentran Universidades públicas y privadas, con cursos y programas de extensión y formación gerencial avanzada, además de programas de postgrado al nivel de especialización, maestría y doctorado, tratando de formar, adiestrar o capacitar a los gerentes necesitados en las organizaciones. También se encuentran Instituciones que sin ser Universidades, persiguen el mismo o similar objetivo, algunas de ellas con suficiente o mayor prestigio, por sus resultados, que las mismas Universidades, lo cual puede deberse tanto a los recursos materiales y humanos que manejan como al método o técnica puesto en práctica en el proceso de capacitación.

A continuación se presenta, de manera resumida, un estilo de adiestramiento que puede considerarse atípico o diferente a los tradicionalmente conocidos y a los antes mencionados. Conviene analizarlo con sentido crítico y ver su aplicabilidad en nuestro contexto.

II. ESCUELA DE CAPACITACION GERENCIAL

De acuerdo con lo expuesto en la introducción, interesa exponer aquí un estilo utilizado en Japón, en una original escuela de capacitación administrativa, donde prometen a los ejecutivos inscritos (generalmente enviados por las organizaciones en las cuales trabajan, pues muy pocos son desempleados), un entrenamiento que publicitan como 13 días de entrenamiento en el infierno, donde, desde el primer momento, los instructores no pierden tiempo en gritar y empujar a sus nerviosos alumnos, para instilarles una abyecta sumisión como el adecuado estado mental que requieren para capacitarse. Después de la ceremonia inaugural, celebrada dos veces al mes por el grado de éxito obtenido, donde se han capacitado hasta la presente, cerca de 40000 gerentes hombres y 7000 gerentes mujeres, empieza el atípico u original entrenamiento que parece estar reñido con la capacitación gerencial moderna, exigiéndosele a cada participante el ponerse de pie, inclinarse y dar, con la voz más fuerte y clara que pueda, una breve biografía y las razones que lo impulsan para asistir a este curso.

Sin embargo, por más rápidos que sean en levantarse, o profunda su reverencia, o fuerte su voz, jamás logran satisfacer a sus instructores, quienes inmediatamente actúan: Demoró demasiado!, le grita uno de los instructores a un gordito y joven gerente, con lentes, quien lucha por explicar su motivación de asistencia al curso. "Ni se le oye, siéntese", inte- rrumpe otro instructor a otro sudoroso participante, mientras que un tercer ejecutivo en formación, al no lograr contestar con suficiente premura, fue sacado de la sala por un iracundo instructor, quien le obligó a gritar treinta veces, a pleno pulmón, la palabra japonesa "hai" que significa "si".

III. TIPOS DE ENTRENAMIENTO

Lo anterior no es nada comparado con lo que les espera. Lo peor está por llegar con los tipos de entrenamiento. En las dos semanas siguientes, los acosados gerentes en ciernes, tendrán que levantarse a las 4,30 a.m. y el programa dura hasta que se apagan las luces, a las 10,00 p.m.. Entre sus difíciles pruebas habrán dos marchas, una de 20 Kms. y la otra una caminata de 40 Kms., guiándose por mapas deliberadamente confusos, la cual se hace generalmente de noche, por lo que muchas veces algunos de estos gerentes andan por ahí hasta 12 horas perdidos.

Otro entrenamiento consiste en mejorar la destreza en escribir, lo cual realizan obligando a los participantes a tomar el dictado lo más rápidamente posible, además de lecciones de caligrafía tradicional.

Los esfuerzos por mejorar la lectura de los gerentes consisten primordialmente en hacerles entonar pasajes en voz alta y sin cometer equivocaciones. También deben pronunciar un discurso de 9 minutos sobre un tema predeterminado y algunas veces improvisado, y dar un informe por teléfono, como si estuvieran hablando a uno de sus superiores, resumiéndole los acontecimientos de la jornada en dos minutos y medio, lo cual busca el objetivo de que aprendan así a ser breves y no se anden por las ramas, ya que el tiempo es un recurso que no debe ser desperdiciado.

Asimismo, las órdenes y contraórdenes, por parte de los instructores, son frecuentes, por lo que no hay que extrañarse si se ve, en el campo de entrenamiento, a ejecutivos corriendo, como asustados conejos, de un lado para otro ante las órdenes y contraórdenes recibidas, lo cual se realiza para ver la velocidad de acción y reacción de cada participante.

Como ejemplo de que allí se entrena sin contemplaciones, en una de las aulas una estudiante, muy joven y bella, acaba por romper a llorar, como consecuencia de que el instructor corrige repetidamente, una y otra vez, su versión de lo que ella aspira conseguir con este curso. Y al ponerse el sol, un gerente, de mediana edad, encuentra su propia solución al problema: se desploma calladamente, medio desvanecido en el campo de entrenamiento, a lo cual concurren los compañeros, no para ayudarlo sino tan sólo para llevarlo hasta unas matas y éllos continuar con sus cánticos, entre los cuales está el himno de la Escuela, que comienza: "Las cosas producidas con el sudor de la frente deberán venderse con el sudor de la frente. Las hechas con lagrimas debieran venderse con tus lagrimas".

También dentro del entrenamiento se consiguen pruebas iguales a las que en otras Instituciones o cursos se utilizan en la capacitación gerencial. Aquí se les da a los participantes algunos problemas a resolver, bien sea en role playing (simulación) o en pruebas por escrito. Por ejemplo, un ejercicio consiste en pedirle a los participantes sugieran cinco formas de decirle a un colega en el trabajo que sus ropas no son de suficiente buen gusto para la oficina.

Otro ejercicio coloca al estudiante en la situación de un fabricante de confituras enfrentado con el súbito aumento en el precio del azúcar, donde debe contestarse cómo se podría fabricar caramelos de igual tamaño al mismo costo de producción para que se vendan a igual precio?. La Escuela informa después sus propias respuestas, sin desestimar las ofrecidas por los alumnos, pues lo que se persigue es que sean más analíticos, viendo las cosas desde todos los ángulos. También ofrecen soluciones y datos totalmente equivocados, intencionalmente, para ver la capacidad, de los gerentes en ciernes, de analizar y discernir.

 

IV.- EFECTIVIDAD DEL ENTRENAMIENTO

Ahora bien, cuando se indaga y analiza sobre la efectividad de este tipo de adiestramiento para los administradores y gerentes, se consigue que aún reconociendo lo duro del entrenamiento, se niega que sea del tipo castrense. Lo que realmente se trata es de renovar las actitudes de la clase gerencial y hacer que rindan más, porque a menudo la alta gerencia se cree que puede hacer lo que quiere, y que ya lo sabe todo, por lo que se les esfuerza para ver lo que piensan y la auténtica realidad. La Escuela Yoseei Gakko, que así se llama, lo que hace es despojar, ante todo, al gerente de sus falsas ilusiones acerca de sí mismo, y reconstruyéndolo luego como una mejor persona, ya que cuando se dan cuenta de que no son capaces de hacer ciertas cosas o actividades, se despiertan con un porrazo, sintiéndose heridos y deprimidos, por lo que para reconstruir su orgullo se les muestra como hacer lo que antes no eran capaces.

En la práctica, para realizar esto, el programa se concentra en cinco elementos que la Escuela considera son en los que debe sobresalir un buen gerente: en la lectura; escribiendo; expresarse hablando; en pensar; y en emprender acciones. Por lo que los ejercicios de entrenamiento van dirigidos a mejorar esas destrezas, lo cual generalmente se logra al final de los "13 días en el infierno", cuando los gerentes se han podido quitar las 17 cintas vergonzosas con las que fueron condecorados el primer día en la Escuela.

Casi todos lo logran, pues durante el curso, como promedio, dos o tres participantes no aguantan más ese tormento e intentan retirarse, por lo que hacen sus maletas y se van a casa, pero si no desean quedarse sin empleo acaban regresando antes de concluido el curso o vuelven a iniciarlo, ya que generalmente las empresas donde trabajan los devuelven a la Escuela, o lo requieren en el currículum vitae para los gerentes solicitantes de empleo.

 

V. APLICACION EN VENEZUELA

De acuerdo con todo lo anterior, cabe preguntarse No hace falta un entrenamiento de este tipo para nuestros administradores y gerentes?; Cuál sería su aplicabilidad y su aceptación en nuestro medio?; No sería mejor el rendimiento si logra adiestrarse a nuestros administradores y gerentes en los cinco elementos que contempla la mencionada Escuela?;

Esto es importante de analizar e investigar, para salir de dudas, pues por algunos indicios y signos tomados de estudiantes de pregrado en administración y de profesionales egresados en esta carrera, incluso con Postgrado en algunas Universidades, tienen un bajo nivel de autoestima, además de carecer de las destrezas antes señaladas, lo cual puede estar influyendo en su desempeño y productividad en su trabajo, o en el acceso a este si no lo tiene, o en el desempeño relevante de ciertas posiciones donde el profesional de la Administración, en su rol de gerente o en el de administrador, está llamado a tener un papel destacado o preponderante, en el ámbito público y privado, en las organizaciones.

 

CONCLUSIONES

El estilo de adiestramiento descrito en este trabajo no coincide con los puestos en práctica por la mayoría de organizaciones de adiestramiento y capacitación gerencial y administrativa, donde al participante se le trata de lo mejor posible, con mucha delicadeza y respeto, sobre todo en consideración a su alto nivel de educación o por la posición en la organización donde trabaja.

Es importante contrastar este estilo, en la realidad, con los normalmente desarrollados para así tener una idea de su efectividad.

Debido al entrenamiento, casi al estilo castrense, hace más difícil su aplicación en nuestro medio, pero no es descartable como un método más. Su puesta en práctica, como prueba e investigación, es de interés para quienes se desempeñan en el campo del adiestramiento y reclutamiento gerencial.

=======================================================

* MARIA VERDEJO DE BECERRA. Lic. Administración (LUZ, Maracaibo); Exdirectiva de SERVIMAO, C.A.; Gerente General del Instituto Zuliano de Adiestramiento en Finanzas y Administración (IZAFA, C.A.); Asesor metodológico.

 

BIBLIOGRAFIA

"La gerencia japonesa con la sangre entra, para un mejor desempeño" INTERNACIONAL MANAGEMENT. América Latina. Febrero 1985, págs. 29 y 30.

BECERRA D., Rigoberto A. "Material de apoyo Cátedras Teoría Gerencial I y II y Teoría Administrativa". Publicaciones del C.I.E.S.E, Maracaibo, 1988.

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL DE ARTICULOS