Make your own free website on Tripod.com

UNIVERSIDAD DEL ZULIA

FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS Y SOCIALES

ESCUELA DE ADMINISTRACIÓN Y CONTADURÍA PUBLICA

           

 

 

CATEDRA

ELECTIVA II: MERCADO DE CAPITALES

 

 

 

 

 

 

ANÁLISIS TECNICO

 

 

PROFESOR:

Lic. RIGOBERTO A. BECERRA D.

Master Administración (FINANZAS), IESA, 1985.

 

 

 

 

 

 

MARACAIBO, ENERO DE 2001

 

 

 

CONTENIDO

Este material forma parte del trabajo de ascenso del Prof. Rigoberto Alfredo Becerra Dávila, titulado EL MERCADO BURSÁTIL VENEZOLANO, Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Universidad del Zulia, mayo de 1995.

Las referencias bibliográficas tienen la misma numeración colocada en el trabajo original.

 

Haga click en el link para ir al contenido.

2.4.2. ANALISIS TECNICO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

       2.4.2. ANALISIS TECNICO

       Esta manera o enfoque para la selección de acciones en el mercado bursátil pone a disposición del analista varias técnicas individuales. Es una corriente con supuesto distinto al análisis fundamental y representa una metodología de pronóstico a corto plazo de las fluctuaciones de los precios de cada título individual dentro del mercado en general. Autores lo conceptualizan de la forma siguiente:

        Jeffrey B. Little (8) lo define como "El estudio de todos los factores relacionados con la oferta y demanda real de las acciones. Mediante la utilización de los gráficos de acciones y de diferentes indicadores, los llamados técnicos tratan de medir el 'pulso del mercado' y algunas veces tratan de predecir los movimientos futuros del precio de la acción".        

      Stevenson y Jennings (9) lo señalan como:

      "El análisis técnico representa una metodología de pronóstico a  corto  plazo de las fluctuaciones del precio de cada título individual en el mercado en general. El análisis técnico no está restringido a las acciones comunes, pero  muchas aplicaciones son dirigidas a las acciones comunes o al mercado para acciones comunes. El énfasis sobre la oferta y la demanda difiere del énfasis sobre los factores financieros y reales que es el principal ingrediente del análisis fundamental. .... En otras palabras, el análisis técnico está diseñado para pronosticar cambios temporales tanto en la oferta como en la demanda, o en ambas, de un título valor".

         Asimismo, Suárez y Suárez (10), en relación con el análisis técnico, a quien le dedica todo un capítulo, expone:

 

"El 'análisis técnico' es el nombre dado a un conjunto de técnicas que tratan de predecir los precios bursátiles a partir de su evolución histórica, y también a partir del comportamiento de ciertas magnitudes financieras, como es el volumen de  contratación, etc. Un 'analista técnico' examina día a día la evolución de los precios de determinadas acciones, y del comportamiento de los precios en el pasado extrae conclusiones para el futuro. Se supone que los precios bursátiles describen trayectorias que de algún modo son repetitivas. La habilidad de un buen analista se halla en descubrir  las  tendencias en los precios y anticipar el cambio de esas          tendencias. En el 'análisis técnico' se parte  del supuesto de que el precio de los valores mobiliarios viene determinado como consecuencia de la contraposición de la oferta y la demanda, y no sólo por su valor 'intrinsico' como se supone en el 'análisis fundamental', estudiado antes".  

        Ahora bien, a pesar de que el análisis técnico ha sido cuestionado y criticado por diversos especialistas, también goza de adeptos que ven en el una forma mucho más sencilla de realizar un análisis bursátil. En la práctica, los analistas técnicos registran datos (sobre todo precios, pero también otros datos financieros) históricos en cartas o gráficos, estudian estos gráficos en un esfuerzo para hallar hechos significativos y, usan estos hechos para predecir los precios futuros. Algunas son usados para predecir el movimiento de un título individual, otros para predecir movimientos de un índice del mercado y otras para ambos aspectos.

       En resumen, los supuestos bajo los cuales  funciona  el análisis técnico son las siguientes:

      - El precio de un título valor es solamente determinado por la confrontación entre su oferta y su demanda.

      - El  conjunto de  esfuerzos, tanto cuantitativos como sicológicos, son constante y automáticamente reflejados en los actuaciones y creencias de los oferentes y demandantes en la determinación del precio de un título valor.

      - Los  movimientos de los precios de las acciones son reconocidos en la forma de persistentes tendencias.

      - Cuando la interacción de la oferta y la demanda cambia, la tendencia cambia. Independientemente de la causas de los cambios, estos pueden ser detectados en  el movimiento de los precios en el mercado.

        En esencia, los analistas técnicos creen que hechos pasados, del mercado de acciones, se repetirán en el futuro y entonces esto puede ser usado para propósitos predictivos.

        Existen diversos métodos y técnicas utilizados por este tipo de análisis. A continuación se expondrán los más comunes en la bibliografía sobre inversiones. (11)

-     Teoría Dow

-       Gráficos de Línea y de barra

-       Gráficos de punto y figura

-       El sistema precio-volumen

-       La Técnica de los filtros

-       La anchura o amplitud del mercado

-       La teoría de la opinión contraria

-       Los promedios móviles

-       El índice confidencial

-     La fuerza relativa

        Una descripción, lo más resumida posible, de cada una de estas técnicas, se realiza a continuación.

        La Teoría Dow: Se le conoce como una de las más antigua técnica empleadas para la predicción de los movimientos de las acciones en el mercado bursátil. Su nombre se debe a Charles Dow, fundador en 1882 de la Dow Jones Company. La teoría Dow fue reconstruida por los estudiosos del mercado de valores que seguían muy de cerca las interpretaciones que sobre la marcha del mercado hacia Charles Dow. Así, la teoría Dow es usada para indicar evolución y tendencia de todo el mercado o de un título valor individual Ella trabaja de la siguiente manera: En el mercado se considera que existen tres movimientos que se refieren como: 1) fluctuaciones diarias, 2) movimientos secundarios y 3) tendencias primarias. El primero es el estrecho movimiento día a día; el segundo es el balanceo corto que va desde dos semanas a un mes, y el tercero es el movimiento principal, cubriendo al menos cuatro años en su duración (comparadas con las aguas del mar, las fluctuaciones diarias serían las pequeñas ondulaciones o rizos que se forman sobre las olas; el movimiento secundario serían las olas y el movimiento principal o terciario serían las mareas. A las fluctuaciones diarias se le consideran no significativas en el análisis, ya que lo más importante es visualizar los movimientos secundarios y las tendencias primarias (olas y mareas), con el objeto de comprar o vender en el momento oportuno. La guía para el seguidor de este análisis es: cuando las crestas de las sucesivas olas son cada vez más altas, el movimiento primario es de alza, mientras que si las crestas de las sucesivas olas son cada vez mas bajas el movimiento primario es de baja. Luego, después de un largo periodo de alza o de baja, cuando las crestas de las sucesivas olas son cada vez más bajas o altas, respectivamente, ello indica un cambio en el movimiento primario. Ver gráfico No. 2-01

 

        Lo señalado por Jeffrey Little (12), con respecto a esta teoría, es importante exponer: Aunque la mayoría de los técnicos considera que la teoría ha tenido éxito, no se encuentra acuerdo en que tanto ha sido este. La diferencia entre un movimiento primario y uno secundario no siempre es clara sin embargo, muchos analistas consideran que los principios de esta teoría han sido útiles para su trabajo.

        Gráficos de línea: Son los menos sofisticados empleados por el análisis técnico, donde su construcción o realización es muy sencilla. Ver gráfico 2-02. En el eje de las abscisas (X) se representa el tiempo (en días, semanas, meses, trimestres, etc.) y en el eje de las ordenadas se representa el precio de cotización, que puede ser el más bajo, el mas alto, el precio medio o el precio de cierre. Por cada unidad de tiempo se levanta una línea vertical hasta la alza del precio, trazando luego el gráfico. Se utiliza para visualizar el movimiento de una acción en particular o para un índice del mercado.

        Gráfico de barras: Son similares a los anteriores en cuanto a las escalas. Después, por cada unidad de tiempo se traza una recta vertical que comience en la cotización mínima y termine en la cotización máxima, donde la cotización de cierre se señala sobre esta recta mediante una pequeña barra orientada hacia la derecha.

        En este tipo de gráfico se visualizan varias formaciones, encontrándose entre las más comunes, y que constituyen la base de predicción de los precios de esta técnica, son:

- Líneas y canales o pistas de tendencia

- Cabeza y hombros

- Triple cresta

- Triángulos o banderines.

        La línea y canales o pista de tendencia se obtiene cuando se unen, mediante una línea recta, los sucesivos mínimos crecientes, una línea de tendencia al alza, e igualmente, cuando se unen los sucesivos máximos decrecientes se obtiene una línea de tendencia a la baja. Ver gráficos No. 2-03 y 2-04. También, si se utilizan dos rectas paralelas se obtienen los canales o pista de tendencia, donde a la línea superior se le denomina línea de reacción o de peligro porque al llegar a ella la cotización cambia de dirección, y la línea inferior se le denomina de seguridad ya que sirve de freno al descenso. La zona interior se denomina muelle o colchón. Ver gráfico 2-05

        La formación conocida como cabeza y hombros (Ver gráfico No.2-06) es otra bastante típica. En esta, el precio sube hasta alcanzar un máximo relativo en el hombro izquierdo, para luego descender un poco, volviendo a subir hasta alcanzar un máximo absoluto en la cabeza, para después descender seguidamente comienza a subir hasta alcanzar el hombro derecho, donde se produce un pequeño ascenso del precio. Cuando el precio desciende por debajo de la línea del cuello, se debe esperar una fuerte caída del mismo y aunque vuelva a subir suele encontrarse con áreas de resistencia. La línea del cuello no tiene porque ser siempre horizontal, también puede ser inclinada bien sea a la derecha o a la izquierda.

        La formación de triple cresta es la misma anterior, pero donde los hombros son tan altos como la cabeza. Ver gráfico No. 2-07

        La formación denominada triángulos o banderines, se dan cuando las fluctuaciones de las cotizaciones van siendo cada vez menores a medida de que el precio de la acción se va consolidando. Con este tipo de gráfico resulta muy difícil predecir en cuál dirección se va a producir la ruptura del triángulo, recomendándose observar la evolución de otras variables del mercado, como pueden ser el Indice general del mercado o el volumen de contratación. Ver gráfico No. 2-08

        Gráfico de punto y figura: Este gráfico es un poco más complejo que los de línea y de barra. Se utiliza tanto para visualizar la evolución de la tendencia de los precios, así como para pronosticar el llamado precio objetivo. El gráfico muestra los cambios en las cotizaciones que superan un determinado monto previamente establecido. La evolución de los precios se presenta en forma comprimida mediante dibujos o figuras.

        Existen dos formas de realizar este tipo de gráfico, bien sea utilizando sólo X para señalar en el plano cuando el precio alcanza un determinado nivel, o utilizando X y O para cuando el precio avanza o declina, respectivamente. (13)

        Los precios o cotizaciones se representan en el eje de las ordenadas (Y), mientras que el eje de las abscisas (X) carece de significado temporal y sólo representa los cambios de tendencia. Cuando la cotización alcanza un determinado nivel se señala en el plano con una X, así como a las sucesivas cotizaciones, siempre y cuando sigan la misma tendencia y los cambios rebasen el mínimo preestablecido, ignorando la cotización del día que no rebase ese mínimo. Cuando la nueva cotización supone un cambio en la tendencia aquella, se registra en la columna siguiente (con una X o con una O).

        Muchos seguidores del análisis técnico utilizan el gráfico de punto y figuras para predecir que tanto puede avanzar o descender el precio de una acción. Al respecto Jeffrey Little (14) expone:

        "Los gráficos de puntos y figuras pueden lograr muchas cosas. Pueden ayudar a que un inversionista detecte los cambios bruscos de precio y las nuevas tendencias de éste. Puede ayudar a identificar las áreas de apoyo y resistencia, y algunas veces puede mostrar objetivos de precio. Pero, para la mayoría de los inversionistas los gráficos de punto y figuras se utilizan como un instrumento adicional para confirmar o confrontar otro trabajo técnico”.

En la página siguiente, el gráfico No. 2-09 sirve para ilustrar la construcción de este instrumento del análisis técnico.

        El sistema de precio-volumen: Esta. técnica relaciona las variables precio y volumen en el mercado bursátil. Según ella cuando el precio de una acción (o el índice de mercado) sube y el volumen de contratación es alto, existe un exceso de interés por comprar, por lo que el precio de la acción seguirá subiendo, mientras que si el precio sube y el volumen de negociación es muy bajo, esto significa que el público no confía en el alza y no se decide a comprar. El mercado es fuerte en el primer caso y débil en el segundo.

        Asimismo, cuando el precio de la acción baja y el volumen de contratación es alto, existe un exceso de interés por vender y entonces el precio seguirá descendiendo; mientras que si el precio de la acción baja y el volumen de contratación es bajo, significa que el público está esperando que el precio suba para vender sus acciones. El mercado es débil en el primer caso y técnicamente fuerte en el segundo.

        Según esta técnica, se debe comprar cuando el precio sube y el volumen de negociación es alto, y también cuando el precio desciende y el volumen de negociación es bajo. Por el contrario, se debe vender cuando el precio desciende y el volumen de negociación es alto y también cuando el precio sube pero el volumen de negociación es bajo.

        La técnica de los filtros: Está basada en el supuesto de que cuando el precio de una acción sube más de un cierto porcentaje, que se denomina filtro, entonces seguirá subiendo durante algún tiempo; mientras que si el precio baja más de ese porcentaje, seguirá bajando durante algún tiempo. El porcentaje filtro es preestablecido y la forma de actuación es la siguiente; se debe comprar cuando el precio de cotización suba ese porcentaje o más, y esperar para vender cuando la cotización descienda en más de ese porcentaje. Las oscilaciones menores del porcentaje filtro no deben tomarse en cuenta.

        La anchura o amplitud del mercado: Según esta técnica resulta de interés conocer el número total de valores cuya cotización aumenta y disminuye, ya que ello proporciona una medida de la amplitud o anchura del movimiento del mercado. Los indicadores de esta técnica son utilizados para medir la fuerza fundamental de los avances y declinación del mercado Uno de los más fáciles métodos para medir la amplitud es simplemente restando el número de acciones cuyos precios declinan del número de acciones cuyos precios aumentan, durante un determinado periodo, día a día, para así calcular el avance o declinación neta. La anchura o amplitud es sencillamente o declinación neta acumulada

        Anchuras del mercado negativas son indicadoras de un mercado a la baja, aunque en ello influye cuando se da comienzo a los datos estadísticos de la anchura, lo cual generalmente es arbitrario. La dirección es importante

        A continuación se expone un ejemplo del método señalado.

Día

No. Acciones en alza

No. Acciones en baja

Diferencia neta

Anchura

Lunes

40

30

10

10

Martes

35

30

5

15

Miércoles

28

34

-6

9

Jueves

20

23

-3

6

Viernes

29

18

11

17

 

        En los reportes bursátiles aparecen relacionados diariamente estos datos, los cuales sirven para utilizar la técnica. Pudiera incluirse una columna para relacionar las acciones que no sufren cambio alguno en su precio de cotización del día.

        La teoría de la opinión contraria: En esencia, esta teoría asume de que en el mercado bursátil intervienen una cantidad considerable de personas con poco conocimientos técnicos, quienes se mueven por impulsos emotivos y quienes la mayor parte de las veces actúan de manera irracional, por lo que se debe seguir un comportamiento contrario, al que siguen ellos, cuando se realice una operación en este mercado. Es decir, según la teoría, se debe comprar cuando el público en general vende y se debe vender cuando el público en general compra. En otras palabras, se toma una posición opuesta a la tomada por la mayoría.

        Los promedios móviles: Es uno de los instrumentos más populares del análisis técnico, utilizado básicamente para medir tendencias, ya que el indica cuando comienza o termina una tendencia y por lo tanto es de utilidad cuando se trata de determinar los momentos más oportunos para entrar y salir del mercado bursátil.

        Como su nombre lo indica, es un promedio aritmético de un grupo de datos obtenido durante un cierto tiempo, donde el grupo de datos que se promedia se mueve hacia adelante (de ahí el término de móvil) con cada día de negociación.

        Los promedios móviles pueden ser obtenidos promediando los precios de cierre entre la cantidad de días que más se ajuste a la orientación del mercado. Así, pueden haber promedios móviles de cinco días (una semana), de 10 días, de 30 días, o sea, de cualquier lapso, aunque son muy comunes los de 30, 60 y 90 días. Entre más corto sea el lapso utilizado, mayor sensibilidad del promedio móvil ante cualquier movimiento en los precios, pero mayor el margen de error (ruido) al eventualmente arrojar signos falsos. Al respecto se señala; "Un Promedio Móvil de corto plazo, de 5 a 10 días, constituye un promedio muy sensitivo que involucraría muchas negociaciones (con altos costos por comisiones), que eventualmente pueden arrojar muchos signos falsos, ya que el Promedio Móvil reacciona ante cualquier movimiento de los precios". (15)

        La elección del plazo por el analista no debe ser realizado subjetivamente sino más bien de acuerdo con el mercado. Se señala: "Un Promedio Móvil a corto plazo cuando la tendencia está en proceso de revisión, en tanto que un Promedio Móvil a largo plazo trabaja mejor cuando la tendencia se mantiene con fuerza". (16)

        Para la realización de los promedios móviles, el precio que comúnmente se utiliza es el precio de cierre, pero también puede utilizarse los precios de apertura, el más bajo o el más alto del día, señalándose en cada caso cuál precio fue el utilizado para la realización de dicho promedio

        Por ejemplo, un promedio móvil de 10 días se calcula sumando el precio de cierre de la acción del día 10 a los precios de cierre de los 9 días anteriores y dividiendo entre 10. Para obtener un gráfico de promedio móvil, en cada punto de la curva se añade un nuevo dato de precio de cierre, mientras que el dato inicial se resta. En fórmula puede expresarse:

PMT = 1/t Sumatoria (PCt-j)

Donde:

PMt = Promedio Móvil de t días.

PCt-j = Precio de cierre del día t-j

t = Número de días utilizados

        La manera como funciona es la siguiente: cuando el precio de cierre cruza hacia arriba la curva del Promedio Móvil se genera  una señal de compra, mientras que si el precio de cierre cruza hacia abajo se genera una señal de venta.

        Existen también dobles y triples Promedios Móviles, bien sea si se utilizan dos o tres Promedios Móviles de manera conjunta, con diferentes plazos. La forma de analizar es diferente, ya que aquí, en el método del doble cruce, cuando la curva del Promedio Móvil a corto plazo cruza hacia arriba al Promedio Móvil de largo plazo se produce una señal de compra, mientras que cuando el Promedio Móvil de corto plazo cruza hacia abajo al Promedio Móvil de largo plazo se produce una señal de venta.

        Los gráficos Nos. 2-10 y 2-11 visualizan el uso de esta técnica

        La fuerza relativa: Según esta técnica, en el mercado bursátil existen títulos valores cuyos precios constantemente aumentan, en un mercado alcista, de manera más rápida que otros, de forma relativa, o sea que algunos títulos tienen fuerza relativa. Entonces, los analistas técnicos sugieren que invirtiendo en títulos los cuales han demostrado fuerza relativa en el pasado, se pueden obtener altos rendimientos, debido a que esta característica de un título tiende a permanecer sin cambio a través del tiempo.

        El concepto de fuerza relativa es aplicado a títulos individuales y no para análisis del mercado. Ella se mide de varias formas, utilizando, generalmente, índices de rendimiento y su crecimiento relativo durante un lapso. Su resultado se gráfica y se analiza para las decisiones respectivas.

        Los analistas que utilizan la técnica de la fuerza relativa han observado que aquellos títulos que han demostrado fuerza relativa y ofrecen altos rendimientos en mercados en alza, generalmente hacen lo opuesto en mercados a la baja (osos), lo cual debe tenerse en cuenta a la hora de realizar una determinada operación, bien sea de comprar o vender acciones en un mercado en alza o en baja, ya que así tendrá una mejor guía para la decisión a tomar.

        Personas interesadas en profundizar sobre esta técnica de cierto uso por los analistas técnicos, puede consultar, en la bibliografía sobre inversiones, al Dr. R.A. Levy (17), quien es uno de ellos y ha publicado un estudio completo sobre dicha técnica.

      

       REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1 FRANCIS, Jack C. Investment. Analysis and Management. Editorial McGraw-Hill, Nueva York, 3ra. edición, 1980    (traducción propia). 

 

2 MARKOWITZ, Harry. "Portfolio Selection”. Journal of Finance. Vol. 7 No. 1. March 1952; EVANS, John and ARCHER, Stephen. "Diversification and Reduction of Dispertion. An Empincal Analysis”. Journal of Finance. Vol. 24 No. 1. December 1968.

 

3. MILLER M. H. y MODIGLIANI F.”Dividend Policy, Growth and the Valuation of Shares”. Journal of Business, Vol. 34 No. 4, October 1961, p. 65.

 

4 GRAHAM, Benjamín, DODD David y COTTLE Sidney. ”Security Analysis. Principles and Tecnique. McGraw-Hill, New York, 1962. p.185

 

5 LITTLE, Jeffrey B. Cómo entender Wall Strett.McGraw-Hill, Colombia, 1992 p. 129

 

6 LITTLE B., Jeffrey. Ob. Cit, pag. 165.

7  SUAREZ SUAREZ, Andrés S. Ob. cit. p. 409

8  LITTLE, Jeffrey B. Ob. Cit. p. 165

9  STEVENSON, Richard A. y JENNINGS, Edward. Ob. Cit. p 207.

10  SUAREZ SUAREZ, Andrés S. Ob. Cit. p 409.

 

11 REILLY, Frank K. Study Guide for Investments. CBS College   Publishing, The Dryden Press, New York, U.S.A. 1982, p. 234-7 

 

12  LITTLE, Jeffrey B. Ob. Cit. p. 1 ~2

13 Veáse SUAREZ S., Andrés S. Ob Cit. p. 417 y FRANCIS J. C. Ob. Cit. p. 627

14  LITTLE, Jeffrey B. Ob. Cit. p. 187

15 "Análisis Técnico" pp 23-27 Inversiones Venezuela. La Revista del Inversionista.

No. 111. Abril-Mayo de 1995. p. 25

 

16 Idem

17 LEVY,  R. A. "Conceptual Foundations of Tecnical Analysis". Financial Analysis Journal,, July-August, 1966, pp 83-89 Cit. por FRANCIS, Jack C. Ob. Cit. p. 637