Make your own free website on Tripod.com

UTILIZACION DE INTERNET PARA LA DOCENCIA Y LA INVESTIGACION

(Conferencia dictada en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales el día 16/02/97, programada por la División de Extensión de la Facultad)

 

Por Lic. Rigoberto A. Becerra D. (MAF)

 

Ante los incesantes cambios de la economía, en el ámbito internacional y nacional, donde la globalización de ls mercados ocupa un papel importante, la continua formación del recurso humano, en todos los niveles, se hace imprescindible y necesario para lograr un grado de conocimiento acorde con las exigencias de esas nuevas realidades. Esa continua formación puede realizarse dentro de las organizaciones o fuera de ellas, pero en todo caso persiguen un mismo objetivo y amerita una inversión (no hay que verlo como gasto), en términos de recursos financieros, cada vez superior y considerable debido a la presencia del enemigo común como lo es la inflación. Así, cualquier programa o actividad de capacitación y adiestramiento, llámese curso de extensión, taller, seminario, conferencia, charla, requiere el desembolso por concepto de matrícula, por la persona interesada (o por la organización donde presta sus servicios, que al fin y al cabo también está interesada en la mejora de su formación), de una cantidad de dinero en compensación de esos conocimientos que está recibiendo y que se suponen complementarán o actualizarán los conocimientos ya existentes. Igualmente, ese esfuerzo de formación requiere del interesado muchas veces la movilización o traslado temporal (largo o corto) dentro o fuera del país, con los problemas consecuentes de tal acción, además Por supuesto del aumento del desembolso de dinero.

A nivel docente y de investigación la situación es igual, donde el docente, (quien al fin y al cabo es un investigador per se) para estar cada vez más actualizado y desempeñarse mejor en su papel de docencia, debe estar en continua formación, capacitándose y adiestrándose en los conocimientos propios de las materias que imparte y de otras relacionadas, aparte de exigencias académicas de la obtención de títulos de maestría o doctorado para optar a determinada categoría dentro de la Institución. Todo esto le requeriría una inversión de dinero y de tiempo algunas veces difíciles de realizar, por diversos, a pesar del alto interés que presente. Asimismo, la investigación al querer hacerla bien, amerita esfuerzos de movilización, dinero, tiempo, por parte del docente o de sus discípulos (futuros profesionales en diversas carreras), las cuales como ya se mencionó se hacen cada vez más difíciles por los costos generalmente altos, difíciles de satisfacer por muchos de ellos al no tener suficiente capacidad de pago. Esto dificulta la investigación (Por voluntad propia u obligada por un requisito) y la hace débil o inadecuada.

Pues bien, ante la anterior situación, una alternativa que se ofrece con su alta potencialidad para ayudar o satisfacer definitivamente esta continua y exigida formación del recurso humano, es el INTERNET, que a pesar de no ser nada novedoso pues tiene sus orígenes a finales de la década de los sesenta, y no se creó para estos fines sino más bien con carácter militar y de seguridad, se está constituyendo hoy por hoy en una herramienta de primer orden en la educación en

 

todos sus niveles: primaria, secundaria, universitaria, postgrados, extensión. Países desarrollados y otros menos desarrollados han formulado objetivos en este sentido. Así por ejemplo, Estados Unidos tiene como objetivo que todas sus escuelas y bibliotecas estén conectadas en Internet para el año 2000. Otros países también comulgan con estos objetivos y hacen sus mayores esfuerzos en lograrlos. Venezuela no se quiere quedar atrás y en los últimos 3 años los usuarios de Internet, según los que llevan estadísticas, se han ido incrementando en alto porcentaje, tanto a nivel personal como Institucional, donde las Universidades, públicas y privadas, además e otras Instituciones de Educación e Investigación, están colaborando al respecto, teniendo sus centros de Internet, como el I.C.A. en la Universidad del Zulia, Facultad de Ingeniería, el I.V.I.C, el CONICIT. Todo ello es positivo y constituye una aceptación increscendo de esta relativamente novedosa herramienta.

Esta herramienta, con su potencialidad, permite que, en la comodidad del hogar, de la oficina, del cubículo, el interesado en su formación continua y en la investigación, acceso a data e información actualizada o de primer orden, además de tener acceso a utilizar software (programas) también actualizado y costoso, difícil de tener a título personal y muchas veces también organizacional. Todo esto con una inversión relativamente baja o muy poca. Claro está, necesita contar con una computadora (propia, alquilada, prestada, o de la organización donde labora) con los requisitos mínimos para usar Internet. Necesitará además un proveedor del Servicio (gratuito o mediante el pago de una tarifa mensual por tantas horas de conexión) y también incurrir en el consumo de servicio telefónico, el cual ha sido una limitante en muchos países donde las tarifas de este último servicio es muy elevada. Pero de todas maneras, con todas estas erogaciones para disponer del servicio de Internet, sale favorecido en su formación continua como docente o como investigador, pues los costos son muy bajos en comparación con todo un programa de adiestramiento en vivo, además de la calidad y heterogeneidad de la información y de los "Instructores" virtuales, donde Ud. recibirá la evacuación de una consulta vía Internet de un profesor que vive en Japón, o en Argentina, o en Colombia, o en Cumaná, incluso, sin conocerlo. Igualmente podrá disponer de un texto, de una revista, de un libro, con un costo comparativamente muy bajo, o en todo caso de una referencia bibliográfica para saber donde encontrar tal o cual artículo o tema de interés, todo lo cual ya es positivo, tanto para la docencia como para la investigación.

Precisamente uno de los principales problemas en la formación continua de los docentes, en los diferentes niveles de la educación, es además de la dispersión geográfica y el aislamiento, Por lo que a través de Internet, como medio de comunicación revolucionaria, puede aprovecharse potencialmente para interconectar esa dispersa población, eliminando los gastos de desplazamiento, aumentando el intercambio de información y experiencias, consultas a expertos o el acceso a grandes cantidades de material curricular.

Ahora bien, ¿cuáles herramientas y servicios están disponibles para facilitar esa tarea de formación continua y de investigación?

La herramienta más sencilla disponible y que normalmente viene utilizándose para intercambiar saludos e informaciones personales y familiares, como lo es el Correo Electrónico, el cual reúne las ventajas del teléfono, el contestador automático y el fax, puede ser usado para la capacitación y la investigación, ya que

 

a través de el se pueden realizar consultas, asesorías, intercambio de ideas, información, todo de manera relativamente rápida, pudiéndose enviar texto, imágenes, sonido y cualquier otro tipo de información que permita ser digitalizada.

Igualmente, además de esta comunicación person to person, los servidores de listas de distribución, las cuales suelen ser temáticas, permiten a una comunidad de intereses estar comunicada entre si, intercambiando información, ideas, experiencias, conocimientos.

Asimismo, a través de sesiones remotas de terminal permiten convertir nuestra computadora personal en un terminal de una computadora servidora remota, mediante el cual podemos conectarnos con numerosas bases de datos, catálogos informatizados de bibliotecas de todo el mundo, para referencias bibliográficas y otros usos de información y servicios, algunas veces gratis u otras veces mediante suscripciones anuales.

Por su parte las USENET News o Netnews, otro sistema de comunicación en Internet, es utilizado Por millones de personas diariamente, a través de foros de discusión sobre diversos temas, permiten una inagotable fuente de información, ideas y conocimientos del área científica, social, política, económica.

La transferencia de archivos (FTP) entre computadores remotos permite "copiar", en nuestro computador personal, programas, archivos, artículos, imágenes. Los programas (software) en grandes cantidades y actualizados, la mayoría totalmente gratuito o shareware está disponible en la red. Sólo debe tenerse cierta precauciones con los famosos "virus informáticos", que pueden causarle problemas.

También sistemas como el GOPHER, desarrollado en la Universidad de Minnesota, permiten navegar por información disponible en la red, a través de una interfaces de menús jerarquizados. Es utilizado este medio por muchas Universidades e Institutos de Educación, para satisfacer las necesidades de información de sus usuarios. Ha venido siendo sin embargo desplazado en su uso Por otras herramientas más modernas, debido a que normalmente los Gopher no permiten graficación, animación, sonido.

Así, el último grito en Internet a lo que a comunicación e información se refiere es la famosa triple doble ve, o sea la WWW (Word Wide Web), el cual es un sistema hipertexto, hipermedia distribuido, multiplataforma y multiprotocolo, que permite navegar de una manera más atractiva a través de la red de Internet buscando la información necesaria y suficiente. La WWW se considera como una gigantesca enciclopedia multimedia (texto, imagen, video, sonido, sesiones interactivas) formada por la unión a través de la red de varias docenas de miles de servidores de información distantes. Además a través de las WWW se obtienen más fácilmente muchos de los servicios mencionados en los párrafos anteriores.

Así, personas relacionadas con la educación en general y con la docencia e investigación, son usuarias reales y potenciales de esta "novedosa" herramienta: Internet, facilitándole lograr sus objetivos personales e Institucionales. Queda de parte de las autoridades respectivas (Rectores, Decanos, Directores, Coordinadores), poner en práctica mecanismos viables que permitan el uso intensivo y masificado de esta herramienta, en beneficio de los docentes, de los investigadores, de los alumnos (futuros profesionales), de la propia Institución y de las Organizaciones donde los egresados van a prestar el servicio profesional, ya que irán más capacitados, más preparados. Hay que ver esto como una inversión más que como un gasto.

Para finalizar, sirva entonces todo lo expuesto como un incentivo para que, a título personal o Institucional, se empiece a darle mayor utilización de Internet para la docencia y la investigación.

Gracias. Información adicional puede ser requerida en la página principal o puede ser solicitada Por E-mail rbecerra@cantv.net ó por rbecerra@bigfoot.com

Algunos Links de interés citados en la conferencia pueden igualmente ser hallados en la página principal del autor.

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL DE CONFERENCIAS